Los éxitos académicos, universitarios y profesionales cosechados por las alumnas del Colegio Mater Salvatoris de Caracas responden a su misión característica: Ofrecer una educación de calidad que desarrolle todo el potencial de cada alumna de acuerdo a sus tres ejes transversales, como ser individual, ser social y ser trascendente.

Como ser individual, cuidamos en cada alumna el sentido espiritual de la vida, ajeno a cualquier reduccionismo materialista. De este modo favorecemos que toda la riqueza personal de nuestras alumnas se ponga decididamente al servicio de la verdad y de la búsqueda del bien.

Como ser social, la alumna, a lo largo de su formación, debe ir adquiriendo las cualidades básicas para ser persona útil a la sociedad: la amistad, la fidelidad, la preocupación por el bien común, la participación, el respeto por la legítima autoridad, la capacidad para asumir responsabilidades y la búsqueda de la justicia y la paz en un compromiso netamente cristiano.

Como ser trascendente, es esencial para la educación integral inculcar a nuestras alumnas la importancia de la dimensión religiosa del hombre. La personalidad se forma en referencia a Jesucristo, quien muestra al hombre el misterio del propio hombre, porque la persona y la sociedad no encuentran su fin en sí mismas, sino en una apertura constante al plan de Dios.